Cómo limpiar pisos y patios fácilmente

Limpiar aceras y patios a menudo se considera un trabajo difícil y, por lo tanto, tiende a estar al final de la lista de tareas pendientes del jardín. Pero limpiar el disco duro de su jardín puede ser particularmente complicado con métodos de larga data. Sin embargo, con un limpiador de jardines profesional, esa tarea ya no tiene por qué ser tan complicada.

¿Por qué tengo que limpiar mis pisos y patios?

Parece obvio, pero la limpieza regular de sus pisos y patios es esencial para mantener su condición y garantizar que duren el mayor tiempo posible. La humedad y las bacterias pueden causar la acumulación de musgo y algas que, si bien hacen que su jardín se vea cansado y descuidado, también pueden hacer que las superficies sean muy resbaladizas. Limpiar el musgo antes de que se salga de control puede ayudar a prevenir accidentes. Esto también se aplica a las superficies de los techos.

Además, si se las deja a su suerte, las malas hierbas pueden encontrar su camino entre las losas y en áreas en las que no pensaría que podrían crecer. La limpieza regular los mantendrá fuera.

¿Cuándo debo limpiar mi piso?

Cuanto más tiempo deje la suciedad y la mugre en el pavimento, más difícil será quitarla. Y como la mayoría de los trabajos de jardinería o al aire libre, el mantenimiento regular es clave.

Lo ideal es limpiar los patios y aceras del jardín en un día seco. Esto es para que puedas asegurarte de que el limpiador o cualquier químico que estés usando tenga tiempo de hacer pleno efecto. Pero eso no significa que dejes de trabajar en invierno, ya que es cuando el pavimento y los patios se ensucian mucho. Suele ser suficiente tres o cuatro veces al año.

¿Qué herramientas necesito?

Este tipo depende del problema al que se enfrente y de cuánto se haya mantenido previamente el pavimento.

Si su jardín está en buenas condiciones y es parte de una rutina de mantenimiento regular, una cubeta de agua jabonosa tibia o un limpiador de patio que prevenga y elimine el moho y una escoba dura probablemente serán suficientes.

Si hay un poco más de trabajo por hacer, una herramienta afilada o un cepillo para fregar ayudarán a eliminar las malas hierbas, el musgo y los escombros y una escoba limpiará bien. La mayoría de los productos de limpieza de patios y pisos seguirán funcionando en los días posteriores al lavado del producto con una regadera o una manguera de jardín de baja presión.

Lavadoras a presión

Este es un método que muchos han adoptado como forma rápida de limpiar pisos y patios, pero debe usarse con extrema precaución. Los rociadores de jardín a presión funcionan lavando la superficie con agua y agravando la suciedad del pavimento para eliminarla. Pueden ser muy efectivos y, cuando se usan correctamente, pueden mantener su piso fresco.

¿Cuál es la mejor manera de limpiar mi piso y mi jardín?

La preparación es crucial sin importar el método que elija para limpiar su jardín. Asegúrese de que la superficie esté libre de escombros, esto incluye tierra suelta, polvo y malezas. Retire las malas hierbas con un cepillo o mátelas con un herbicida. Puedes usar un herbicida que ataque toda la planta, pero debes esperar hasta que la maleza muera antes de limpiar y luego barrer el piso.

Usando un limpiador de patio

Esta es una guía general y siempre debe seguir cuidadosamente las instrucciones del producto.

  • Diluya el limpiador de jardín con agua según las instrucciones.
  • Aplicar limpiador: la mayoría de los productos de limpieza se pueden aplicar con una regadera, un rociador de baja presión o simplemente con un balde.
  • Use un cepillo para las áreas difíciles de alcanzar.
  • Espera: el limpiador de patios de alta calidad generalmente continúa actuando gradualmente con el tiempo y el efecto se ve dos o cuatro días después de la aplicación.

Te puede interesar