Cómo prevenir las setas en el césped.

Las setas en el césped pueden verse como un complemento interesante y natural o como una úlcera ocular completa. Hay muchas variedades y colores diferentes, algunos comestibles y otros con cualidades venenosas. Si que los hongos aparezcan repentinamente en su césped no es su mejor idea de la naturaleza, hay algunos pasos simples a seguir para eliminarlos y ayudar a disuadir el crecimiento.

Identifique dónde pueden crecer los hongos en su césped

El primer paso es determinar la causa principal del crecimiento de hongos, ya sea en un área aislada del jardín o cubriendo todo el césped. Las condiciones ideales para el cultivo de hongos suelen ser húmedas, húmedas y sombreadas.

Los hongos son en realidad los cuerpos fructíferos de los hongos que producen y propagan esporas para crear nuevos hongos, con sistemas de raíces llamados micelio que existen bajo tierra, con la capacidad de crecer hasta 800 metros por día. Muchos creen que la presencia de hongos en su césped es un signo de mala salud, sin embargo, significa todo lo contrario, ya que no pueden crecer en suelos insalubres y libres de nutrientes.

Saber por qué crecen los hongos en el césped es la clave para prevenirlo.

Los hongos crecen en formaciones entrelazadas tanto debajo del suelo como en su superficie, consumiendo desechos orgánicos en descomposición, como hojas caídas, ramas, recortes de pasto viejo, desechos animales, madera enterrada, tocones de árboles y raíces de árboles muertos o moribundos. Al reciclar esta materia orgánica, los hongos liberan nutrientes esenciales y beneficiosos en el suelo que ayudan a que otras plantas crezcan.

Si hay un exceso de humedad en el suelo, ya sea debido a un riego excesivo o un drenaje deficiente, especialmente en áreas sombreadas, los hongos podrán prosperar ya que son las condiciones perfectas para que crezcan. Cuantas más fuentes de alimentos estén disponibles para los hongos (material de desecho orgánico), más grandes crecerán.

Lo más importante que debe recordar es que los hongos indican un césped saludable y no causan daños ni enfermedades. Sin embargo, pueden alterar el aspecto cosmético de un jardín, lo que no siempre es bienvenido, por lo que existen algunos métodos sencillos para eliminarlos de forma segura.

Evita que los hongos crezcan en el césped

La mejor manera de evitar que los hongos crezcan en el césped es monitorear y controlar las condiciones que necesitan para prosperar en el jardín. Para aquellos que ya han comenzado a crecer, retírelos de la base tan pronto como aparezcan en el césped. Esto reducirá la capacidad de las esporas para dispersarse en el medio ambiente y propagarse a través del viento y los animales, al tiempo que elimina el riesgo de que los niños o los animales ingieran especies venenosas o dañinas.

Como se mencionó, los hongos consumen materia orgánica, por lo que cualquier fuente de alimento disponible para los hongos debe limitarse o, si es posible, eliminarse por completo. Para ello, tan pronto como aparezcan en el césped, raspe hojas, ramitas, recortes de césped y cualquier otro material de desecho.

Si su jardín tiene una capa gruesa de paja (hierba muerta entretejida entre la hierba y el suelo), esto también puede contribuir al crecimiento, por lo que se recomienda quitar la paja. Algunos escombros se esconderán debajo de la superficie del suelo, como madera y raíces de árboles grandes. Estas áreas se pueden desenterrar y eliminar los materiales de desecho antes de agregar tierra fresca. La hierba corta se seca más rápido que la hierba alta, lo que reduce la humedad disponible para el crecimiento de los hongos. Corte el césped con regularidad y limite el agua aplicada al suelo. Si su jardín es propenso a retener el exceso de humedad, es posible que necesite un sistema de drenaje subterráneo.

Antes de la recolección, es fundamental retirar los hongos existentes, retirando los restos para evitar que las esporas se propaguen durante la recolección. La aireación también se puede realizar para mejorar el drenaje y el flujo de aire, lo que ayuda a mantener secos el suelo y el césped. Esto se puede hacer de forma mecánica o con un tenedor de jardín. Otro ingrediente clave para el crecimiento de los hongos es la sombra. Recorte ramas, ramitas u otros obstáculos que sobresalgan para permitir que la luz del sol llegue lo más lejos posible a través de todas las áreas del jardín.

Se puede aplicar un fungicida o fertilizante nitrogenado como una solución a corto plazo, pero es probable que los hongos reaparezcan más tarde si no se corrige la causa original de su crecimiento. Para jardines infestados, con la mayor parte del césped afectado por hongos, se recomienda comenzar desde cero. Si esta es la opción elegida, retire el césped existente y excave las raíces o los escombros debajo, coloque tierra fresca, plante semillas de césped y fertilice según sea necesario.

Cada uno de estos métodos ayudará a crear su césped perfecto sin hongos, solo recuerde monitorear las condiciones de su jardín para evitar que regresen.

Te puede interesar