Enfermedades transmitidas por pulgas

Cuáles son las enfermedades que transmiten las pulgas y cómo prevenir la picadura

Las pulgas pueden representar una amenaza para la salud humana y animal. De hecho, existen enfermedades transmitidas por pulgas que pueden afectar no solo a nuestras mascotas, sino también a los humanos.

Descubre en este artículo cuáles son las enfermedades más comunes que son capaces de transmitir las pulgas y qué hacer para evitar su picadura, incluso con remedios naturales.

Enfermedades más comunes transmitidas por pulgas

Las pulgas son vectores potenciales de varias enfermedades que pueden transmitirse a humanos y animales a través de picaduras. De hecho, tanto en humanos como en animales es posible que una picadura de pulga se convierta en una enfermedad dependiendo de la sensibilidad de cada uno. Entre las posibles patologías que se pueden transmitir al ser humano a través de las picaduras de pulgas encontramos:

  • tularemia (una infección causada por la bacteria Gram-negativa Francisella tularensis, que se adquiere por contacto directo con animales salvajes infectados, generalmente conejos, o por la picadura de una garrapata o pulga infectada);
  • tifus murino (una forma de tifus exantemático transmitido por pulgas de rata);
  • infección por tenia;
  • tungiasis (una infestación de la piel causada por la pulga excavadora Tunga penetrans o especies relacionadas);
  • bartonelosis (una enfermedad infecciosa producida por una bacteria del género Bartonella que causa la enfermedad por arañazo de gato. Esta puede ser contraída por los humanos si es arañada por un felino infectado o por picaduras de pulgas).

Además, existen enfermedades causadas por la presencia de parásitos intestinales y la ingestión accidental de larvas. Por ello, es muy importante prestar especial atención a las mascotas infestadas de pulgas para evitar que las ingieran. Si esto sucede, los animales podrían desarrollar una infestación sostenida por la tenia del perro (Dipylidium caninum), es decir, un pequeño gusano del intestino.

Síntomas de la presencia de pulgas

Las picaduras de pulgas suelen causar enrojecimiento intenso y picazón, ya sea en animales o en humanos. Incluso una ligera hinchazón suele estar presente, aunque menos pronunciada que la causada por otras picaduras de insectos.

Enfermedades transmitidas por pulgas

La mayoría de las enfermedades transmitidas por pulgas causan síntomas comunes como:

  • dolor localizado y picazón en la piel;
  • grietas;
  • dermatitis alérgica;
  • hiperpigmentación de la piel;
  • anemia;
  • alopecia (pérdida de cabello);
  • dolor de cabeza.

Debido a estos síntomas, los animales tienden a lamerse, morderse o rascarse intensamente en la zona afectada. De esta forma, pueden desarrollar inflamación con costras y caída del cabello. Los efectos, sin embargo, no solo pueden limitarse a la piel, sino que también se manifiestan en todo el organismo. De hecho, la mascota infestada de pulgas también puede perder peso, mostrar encías pálidas o desarrollar anemia.

En el caso de los humanos, la picadura de pulga se manifiesta en forma de una mancha oscura muy pequeña y puede no ser tan dolorosa como para el animal. Sin embargo, la dermatitis severa y el eritema también pueden ocurrir en sujetos alérgicos.

Estos síntomas, si no se tratan a tiempo, pueden aumentar, dando lugar a diversas consecuencias como fiebre, pérdida de masa muscular e incluso neumonía. Este último, como resultado de infecciones secundarias y anemia crónica que puede llevar al shock y eventualmente a la muerte.

Curas y tratamientos para picaduras de pulgas

Contraer una infección o enfermedad causada por pulgas no es particularmente común en Italia. Sin embargo, los síntomas de la picadura de pulga, si no se tratan rápidamente y con los remedios adecuados, pueden convertirse en enfermedades bastante peligrosas.

En el caso de que se presenten síntomas asociados a enfermedades potencialmente transmisibles por picaduras de pulgas, se recomienda buscar atención médica. De esta forma, puedes asegurarte rápidamente de que no has desarrollado ninguna de las enfermedades que transmiten las pulgas. Si no es así, su médico puede recomendarle que inicie una terapia antibiótica que, iniciada de inmediato, es decisiva en la mayoría de los casos. Además, existen algunos remedios naturales para aliviar el dolor causado por las picaduras de pulgas o eliminarlas de casa.

Para aliviar el picor y el enrojecimiento, se pueden aplicar bolsas de hielo, geles de aloe vera, cremas de calamina o hidrocortisona sobre las picaduras.

Además, los aceites esenciales son muy efectivos para ahuyentar las pulgas. De hecho, las mezclas con aceites esenciales como lavanda, eucalipto, romero o menta funcionan como repelente. Esto se debe a que resultan desagradables para estos parásitos, consiguiendo así ahuyentarlos.

Prevención

Para prevenir enfermedades transmitidas por pulgas o la infestación de estos insectos en el hogar, se recomienda:

  • mantenga siempre la casa limpia y aspire con frecuencia alfombras, muebles tapizados y en todas las áreas frecuentadas por sus mascotas;
  • use un peine antipulgas para revisar el pelaje de su mascota. Además, haz que use un collar antipulgas o cualquier otro dispositivo médico antipulgas para protegerse de las pulgas;
  • mantener siempre limpia la caseta del perro y todas las áreas frecuentadas por él;
  • pode su césped con frecuencia.

En el caso de una infestación de pulgas existente, se deben tomar medidas inmediatas. Al contactar a nuestros expertos en control de plagas de pulgas , puede recibir asistencia inmediata con los mejores productos y tecnologías del momento. Podrán tratar todos los ambientes del hogar con productos que actúan sobre todas las etapas evolutivas de la pulga. De esta forma, eliminarán tanto a las pulgas ya adultas como a sus huevos. Además, utilizarán métodos con resultados a largo plazo para evitar que regresen a casa.

 

También te puede interesar: